Proyección a la Comunidad



Los estudiantes del grado noveno participan activamente del programa de vigías de la salud, cuyo objetivo se centra en el desarrollo de estrategias pedagógicas integrales dirigida a la formación de un buen ciudadano desde la base, concientizando a la ciudadanía en la defensa del patrimonio natural, el uso adecuado del agua, la preservación de las fuentes hídricas que surten los acueductos, el uso adecuado de los desechos y la cultura del reciclaje en nuestro municipio.

Los estudiantes realizan esta actividad fuera de la jornada escolar; la institución convoca empresas o instituciones del municipio para emprender acciones en beneficio de la comunidad y son los alumnos del colegio quienes se desplazan de casa en casa, en algunos sectores de la zona urbana, con el fin de concientizar a la comunidad sobre estos temas.


Los estudiantes del grado octavo son los encargados de desarrollar actividades lúdico-recreativas en los establecimientos educativos rurales, como una forma de proyectar nuestra filosofía en la comunidad carmelitana. Las actividades están dirigidas a propiciar espacios para el desarrollo integral de los alumnos, pues a partir del juego y la recreación se trabajan aspectos fundamentales del aprestamiento cognitivo y se generan reflexiones que buscan ahondar en las esferas anímicas y espirituales de los niños con los que se comparte. Los estudiantes a través del desarrollo de esta actividad valoran el empeño y sacrificio del maestro, manejan criterios de autonomía y responsabilidad de la labor, se sienten reconocidos, útiles y valorados y aprenden a compartir saberes y habilidades.


Es un requerimiento legal, que los estudiantes de los grados diez y once desarrollen el servicio social. Nuestra institución, buscando una proyección concreta hacia la comunidad carmelitana en general, ha abierto varios frentes de trabajo para estos estudiantes a partir de convenios interinstitucionales. Algunos se inclinan por el servicio en el Centro de discapacidad del municipio donde desarrollan actividades de extensión en artes, manualidades y deporte. Otros prefieren aportar su energía en el centro de bienestar del anciano realizando actividades lúdicas y de acompañamiento. Quienes se interesan por los temas ambientales, tienen la posibilidad de participar en las actividades que desarrollan las Cooperativas de Trabajo Asociado Alborada, quienes se encargan de implementar campañas ambientales, trabajar el reciclaje y recolectar los residuos sólidos del municipio. Finalmente ofrecemos la opción de El Instituto de Cultura, un espacio donde pueden apoyar desde la logística, las diversas actividades que se tienen programadas durante el año.


“En nuestro tiempo no se debe forzar a nadie a comprender. Cada uno tiene el derecho de partir de sus experiencias inmediatas y espontaneas y ascender desde allí al conocimiento de todo el universo”. R. Steiner